Entrada destacada

Supervivencia ante tormentas y vientos fuertes, medidas de prevención

Al aire libre, pero en zona urbana, las recomendaciones suelen ser algo diferentes, pero no lejanas al sentido común. Como ejemplo, aquí t...

lunes, 15 de febrero de 2016

Marcha contra los incendios en El Bolsón

Los vecinos de El Bolsón y toda la Comarca Andina se están autoconvocando para una marcha en protesta por los recurrentes incendios forestales intencionales de la región, el miércoles 17 de febrero a las 18hs en la Plaza Pagano de El Bolsón, ya que no hay medios para combatir los incendios como es debido y no se investigan en profundidad porqué y quiénes son los que los inician, pese a que año tras año se repiten.

 
Esta situación deja en evidencia la falta de voluntad política en el combate de incendios forestales en la Comarca, lo cual se puede fácilmente interpretar como complicidad, sea por acción u omisión. Parece que a los políticos, a nivel municipal, provincial y nacional, les interesa que, antes o después, se queme el bosque...

Más datos sobre la marcha acá: https://www.facebook.com/groups/1691186034495708/?fref=ts que es el miércoles 17 de febrero a las 18 horas en la Plaza Pagano de El Bolsón.


domingo, 31 de enero de 2016

S.O.S. Glaciar Perito Moreno ¡Ayuda!

"Los que han estado en el Glaciar Perito Moreno no encuentran palabras para describir lo que ven. Un glaciar de 20,000 años tronando con una gracia y majestuosidad milenarias, mientras descarga sobre el lago bloques de hielo que equivalen a un edificio de 20 alturas, es un espectáculo inolvidable.


Desprendimiento en el Glaciar Perito Moreno.

Pero si no lo impedimos, dos represas hidroeléctricas podrían acallarlo al modificar el nivel del lago donde yace el glaciar desde tiempos inmemoriales, poniendo en peligro su ciclo natural.

Es ahora o nunca. Las obras avanzan día a día, pero el presidente Mauricio Macri está en estos momentos considerando incluso suspender el proyecto. Respondámosle con un clamor ciudadano para que lo fuerce a hacerlo.

Desde La Quiaca hasta Ushuaia, hacé correr la voz. Que todo el país sepa que el Perito Moreno está en peligro. Alcancemos 50 mil firmas y Avaaz llevará el sonido de estos deshielos en altavoces, así Macri escucha el trueno del glaciar hasta la Casa Rosada. Firmá y compartilo. #RioSantaCruzSinRepresas.

https://secure.avaaz.org/es/salvemos_perito_moreno_loc/?bhvEnbb&v=72226&cl=9374436305

La construcción de las dos represas sobre el río Santa Cruz  viola la Ley General de Ambiente, la Ley de Protección de Glaciares y la Ley de Parques Nacionales. Esto puede afectar de manera irreversible al último río glaciario de la Patagonia que va desde la Cordillera hasta el océano Atlántico. Y estos proyectos plantean serias dudas sobre su impacto en los glaciares de Perito Moreno, Upsala y Spegazzini, todos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El desarrollo de pequeñas represas pueden ser una buena opción para la Argentina, pero éste no es el caso. De concretarse este plan, los ciclos de los rompimientos del glaciar serán más largos, o directamente no los veremos nunca más. Pero no solo dejaremos de ver esa maravilla. Perderemos enormes tesoros arqueológicos y el microclima de la región sufrirá cambios severos, afectando en forma irreversible a esa valiosa cuenca patagónica.

Ambas instalaciones forman parte de un plan para generar energía hidroeléctrica, que costará más de 4.700 millones de dólares y será financiado por China. Pero no es demasiado tarde para dar marcha atrás, las construcciones recién han comenzado.

Todo está de nuestra parte: Incrementemos la presión para detener estas obras y permitamos que el Perito Moreno siga hipnotizando con su belleza a generaciones venideras.  Quedan pocos días.  #RioSantaCruzSinRepresas -- ¡Firmá y compartilo!

https://secure.avaaz.org/es/salvemos_perito_moreno_loc/?bhvEnbb&v=72226&cl=9374436305

La Patagonia puede desarrollarse con energía eólica... no necesitamos represas ni violar la ley. El sur argentino cuenta con los mejores vientos del mundo: invertir en molinos es más ambientalmente amigable y más eficiente y seguro. El tronar del glaciar y el silbido de los molinos pueden convivir tranquilamente en el sueño de un Sur con desarrollo y cuidado del medio ambiente.

Ruptura Glaciar Perito Moreno.

Podemos hacerlo. Una pequeña comunidad cordobesa, con nuestra ayuda, está poniendo de rodillas los planes de Monsanto. Y junto al movimiento ambientalista nuestra comunidad ha logrado que la Argentina cuente con leyes para proteger los bosques y los glaciares. En esta nueva etapa que comienza, demostremos que vamos a defender al Perito Moreno y a todas las maravillas de nuestra Nación, más allá de las banderías políticas.

Con esperanza y determinación,

Oscar, Patricia, Ana Sofía, Diego, Luis y todo el equipo de Avaaz."

MÁS INFORMACIÓN:

Glaciar en riesgo: Una represa amenaza al Perito Moreno (Clarín):
http://www.clarin.com/zona/Glaciar-represa-amenaza-Perito-Moreno_0_1237076508.html

Quince ONG's ambientalistas advierten que el Glaciar Perito Moreno está en riesgo (Clarín):
http://www.clarin.com/sociedad/Quince-ONGs-Glaciar-Perito-Moreno_0_1441056059.html

Denuncian que corre peligro el glaciar Perito Moreno (LaNación):
http://www.lanacion.com.ar/1732218-denuncian-que-corre-peligro-el-glaciar-perito-moreno-por-la-represa-nestor-kirchner

lunes, 25 de enero de 2016

El montañismo ¡también contamina!

Munich, 25 de enero de 2016 – Un nuevo reporte de Greenpeace Alemania “Tu huella en la montaña. Los tóxicos que viajan contigo en el equipo outdoor”, reveló que se han encontrado sustancias químicas peligrosas persistentes, dañinas para la salud humana y para el medio ambiente, denominadas como perfluorocarbonos (PFC) en marcas líderes de productos para deportes de aventura al aire libre como el montañismo.

Montaña Patagonia - Foto: Andinia.com

Pese a que apoyan la sustentabilidad y el amor por la naturaleza, firmas como The North Face, Mammut, Columbia Patagonia y Haglöfs siguen utilizando los PFC [1], para hacer su equipo a prueba de agua.

El informe [2] -presentado este lunes en una rueda de prensa en la ISPO de Munich, la feria más grande de comercio exterior en Europa, indica que se analizaron 40 productos comprados en 19 países y en 36 de éstos encontraron los peligrosos PFC, no sólo en ropa, sino también en zapatos, tiendas de campaña, mochilas, cuerdas e incluso en sacos de dormir.

«En algunos productos de The North Face y Mammut hemos encontrado altas concentraciones de Ácido Perfluorooctanoico (PFOA), un PFC de los más peligrosos, que está vinculado con una serie de efectos en la salud, incluido el cáncer. Estos resultados son decepcionantes para los amantes de actividades al aire libre que desean que su ropa sea sustentable y limpia, tal como los lugares que exploran», dijo Robin Perkins, líder del proyecto  #Detox Outdoor, de Greenpeace México.

“Greenpeace junto con la comunidad que realiza actividades al aire libre, retamos a estas marcas a que nos muestren el verdadero significado de liderazgo y respeto por la naturaleza, dejando de usar productos químicos peligrosos y a que desintoxiquen su equipo ahora», agregó Perkins.

Aunque la mayoría de las marcas probadas reclamó públicamente que ya no están utilizando los PFC más peligrosos y que han comenzado a cambiarlos por PFC menos dañinos, todavía se encontraron en 18 artículos [3].  Además, más de 200 científicos de 38 países firmaron la «Declaración de Madrid» [4], la cual recomienda evitar el uso de los PFC (sin distinción) en la fabricación de productos de consumo, incluidos los textiles.

“Para ganar el juego y eliminar los tóxicos de nuestras marcas favoritas necesitamos un compromiso de empresas, consumidores y gobiernos: las empresas deben dejar de usar PFCs en sus productos; los consumidores deben exigirles productos limpios y gobiernos como México, donde estas sustancias no están reguladas, deben implementar de manera efectiva una política de cero descargas de sustancias tóxicas, incluyendo PFCs para el 2020 y una lista dinámica de sustancias peligrosas para su prohibición, acorde con los convenios internacionales de los que México es país firmante, como el Convenio de Estocolmo”, concluyó Perkins.

Desde el inicio de la campaña Detox en 2011, más de 30 marcas internacionales del sector de la moda y los deportes ya se han comprometido públicamente con el reto de desintoxicar a este sector y están en proceso de cambiar a la producción libre de tóxicos. Por el contrario, ninguna de las grandes marcas de equipo outdoor se ha unido al movimientopara una moda libre de tóxicos, a pesar de que su negocio depende de la naturaleza.


Notas:
[1] Los compuestos poli y perfluorados (PFC) son compuestos químicos que no existen en la naturaleza y se utilizan en muchos procesos industriales y en productos de consumo. La industria de productos para deportes de aventura al aire libre, particularmente, es un usuario importante, ya que utiliza PFC para hacer productos a prueba de agua y repelentes a la suciedad. Una vez liberados en el medio ambiente, muchos PFC se descomponen muy lentamente, permanecen en el medio ambiente durante muchos años, se dispersan por todo el planeta lentamente y entran en la cadena alimentaria, por lo que la contaminación se vuelve casi irreversible. Algunos PFC pueden causar daños en la reproducción, promover el crecimiento de tumores y afectar el sistema hormonal. Estos compuestos se han encontrado en zonas muy remotas del planeta, en animales como delfines, en el hígado de osos polares e incluso en la sangre humana.
[2] Informe “Tu huella en la montaña”  Los tóxicos que viajan contigo en el equipo outdoor
http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Toxicos/Tu-huella-en-la-montana/
[3] https://medium.com/@DetoxOutdoor/pfc-quest-results-694e5f62902d#.g7n44ezcu
[4] http://greensciencepolicy.org/madrid-statement/

Fuente: Greenpeace México.

martes, 29 de diciembre de 2015

Limpiar un bosque no es posible, pero si crearlo

Es normal hacer un uso impropio de las palabras, pero a veces el uso se desvirtúa hasta el punto de convertir una acepción común en un insulto contra el sentido común, es el caso de hablar de la "limpieza" del bosque.

Bosque nativo - Andinia.com
En un bosque de verdad. Foto: Andinia.com

Se habla de "limpiar el bosque", no cuando se busca sacar la basura dejada allí por algunos sucios seres humanos, sino en referencia a la poda de rastrojos, el remover ramas y hojarasca ceca, el abrir claros cortando ciertos árboles, etc. Por eso, en éste último sentido, un bosque nunca podrá ser limpiado, desde el momento en que nunca pude estar "sucio" de su propio material natural.

Aquí, para entender el sentido de la "limpieza" de el "bosque", hay que tener clara la diferencia entre una zona pasible de gestión forestal y un bosque propiamente dicho. Una zona bajo gestión forestal está dedicada principalmente a una única especie arbórea, ya que los bosques de verdad son caos, son lo que son y se mantienen en equilibrio por sí mismos, existen antes de los humanos y su concepto de "gestión" y, en particular, del de "gestión forestal". Es decir, lo que normalmente es una repoblación de una zona en la que, o nunca hubo un bosque "de verdad" (bosque nativo, etc.) o éste fue devastado en tiempo pasado por el ser humano.

Por supuesto, en un "bosque" del tipo de los que son gestionados por humanos, la "limpieza" es "necesaria" por varias razones: se evita que el "bosque" se transforme en un BOSQUE (i.e., de múltiples especies y que no necesite ser "gestionado" más que por la propia naturaleza), se evita que se propaguen los incendios,  que se "aproveche" la leña (claro, el que lo aprovecha no es el árbol...), que haya lugar para el pastoreo (ejemplo, dehesa española), etc. O sea, todos beneficios para (algunos) humanos, ninguno para la naturaleza libre (o sea, "no gestionada"). Eso sí, menos oxígeno para todos y menos lugares para la vida natural...

En resumen, la naturaleza no necesita ser gestionada, simplemente necesita que (los seres humano) la dejen en paz. La suciedad es un invento humano. De hecho, el ser humano podría definirse como un "ser que genera basura", y la basura, como todo aquello no natural ni fácilmente biodegradable que carece de utilidad y daña a la naturaleza.

Así que, por favor, en vez de dedicarnos a "limpiar bosques", dediquémonos a CREAR BOSQUES de verdad. El ser humano puede también hacerlo, sabe cómo, de la misma forma que sabe hacer el mal pero también el bien. Aprovechemos, por favor, lo segundo, que de lo primero tenemos de sobra.

¡Felices fiestas! -¡pero sin matar un árbol para la navidad por favor! (¡eso incluye no usar árboles de plástico porque contaminan también!)-

jueves, 24 de diciembre de 2015

Montaña lenta, yo exterior

El frenetismo y la vorágine de los tiempos modernos llegó hasta la montaña también, como no podía ser de otra forma. Cada vez más se realizan carreras deportivas y actividades de velocidad en regiones montañosas, como ser las carreras de aventura, el trail running o el ascenso en helicóptero. Pero la montaña es inexorablemente lenta, y no la conoce quien no la comparte.

Disfrutando de la montaña lenta de la Patagonia
Disfrutando de la montaña lenta de la Patagonia
Si bien no es esto una novedad, lo cierto es que lo tomo como excusa para difundir lo que entiendo por "montaña lenta". Esto no es otra cosa que el montañismo tradicional, es decir, entendido como una actividada al aire libre, no como un deporte. ¿Cuál es la diferencia?

Primero, que el deporte implica competición, implica marcas, tiempos, records, reglas, superación del contrario, ganar, perder. Sí, es cierto que también implica autosuperación, respeto del otro o deportividad (fair play), autodisciplina, etc. Pero curiosamente todos estos últimos elementos forman parte de las actividades al aire libre, a las que se suma la desestructuración de vivir la naturaleza sin tiempos que nos persigan, en contraposición a las actividades de "trabajo a cumplir", "meta a lograr", pone la "práctica libre" "el disfrute del aquí y ahora" y finalmente (en eso esto me quiero concentrar) destaca la lentitud.

La velocidad, la comida rápida, la eficiencia, son propias de la economía y su locura ciudadana para ganar la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible. Pero no son propias de la dinámica de la vida natural. La naturaleza transcurre lenta, comparativamente hablando. Es más, el tiempo medido ni siquiera existe, ya que es un invento para la auto-tortura humano. La naturaleza es calma.

El reloj normalmente nos persigue en la ciudad, debería ser abolido en el entorno natural. Pasar corriendo a toda velocidad sin parar por una montaña nos hace centrarnos en nuestro propio yo, quizás, pero a costa de difuminar el contexto natural que nos rodea. Eso podría estar bien para evadirse en la ciudad, usando auriculares con la música que nos gusta, pero en la naturaleza constituye a mi entender casi un pecado que impide acceder a lo que llamo aquí "yo exterior".

La montaña lenta es otra montaña, es calma, es realmente la montaña, no una meta o una desafío o un obstáculo a superar.

Subir un camino con 30 kilos de peso, por poner un caso, hace del camino un camino más largo -ya que la distancia es también el tiempo- de lo que resulta de correr ese camino sin nada a cuestas y sin descanso. Realmente son experiencias totalmente distintas, y yo defiendo la primera, la de la expedición de montaña pesada, de larga duración, de vivir en la montaña, no de subir montañas.

Mudándonos por analogía al entorno de un ecosistema natural marítimo, figúrse, por poner un caso, la diferencia entre navegar de  Este a Oeste el Atlántico en balsa, sin escalas durante más de 50 días (vean, por ejemplo, Expedición Atlantis) o cruzarlo en un avión en 12 horas. La distancia es tiempo, el tiempo es distancia, nos enseña la geografía humana.

Por supuesto, todo viaje puede hacerse sin peso en la mochila (externa o interna), rápido o lento (concepto siempre relativo) esa no es la cuestión. Es ya un tópico, pero un viaje no es un mero trayecto. Viajar es la experiencia, el objetivo, no el destino...que, por otra parte, puede ni siquiera haberlo. La cuestión es si viajamos por la montaña tratando de sentir o simplemente pasamos por ahí, hacemos una parada en el pico y volvemos raudos a casa, todo en un día: "¡bravo, subí una nueva montaña, hice 30 kilómetros en 3 horas con 2000 metros de desnivel positivo y otros tantos negativos y ahora estoy bañadito en casa, con las rodillas rotas, dispuesto a volver al trabajo en una silla!"...

...nop, no es mi ideal de vida, realmente...

"¡¡Sí!!, hace una semana que estoy acá, a orillas de un laguito perdido en los Andes (¿tendrá nombre?) a 40 kilómetros de una construcción que pueda llamarse casa, ¿qué hora es? Mmmm según el sol serán las 2 (¿qué día era? ¿hace cuanto llegué?) el tiempo desaparece, lo contengo un poco solo por la necesidad de volver la semana siguiente.

La luz natural vuelve a marcar el tiempo, vuelvo a reconocer lo que es la oscuridad, su sentido, el origen de lo desconocido y los miedos, la necesidad de protegerse contra las inclemencias del clima, la fusión con el viento y el agua, el devenir atemporal de lo que me rodea, de lo que soy. Montaña lenta, yo exterior, yo te espero, yo y tu soy."

domingo, 20 de diciembre de 2015

El record del (re)conocimiento por sobre el del reconocimiento

Hay quienes suben montañas y realizan actividades al aire libre por el mero reconocimiento personal de sus records, pero creo que es mucho más valioso el record del reconocimiento de la naturaleza (interna y externa): de conocer cada vez más lo valioso de las regiones montañosas y de nosotros interactuando con ellas, volviendo a la fuente buscando alterarla lo menos posible al tiempo que transformarnos lo mejor posible para bien.

Montañas de la Patagonia Andina. Foto: Andinia.com
Montañas de la Patagonia Andina. Foto: Andinia.com

Así, vale mucho ir a un lugar nuevo, pero no porque sea una montaña más alta que la anterior, o porque haber ido implique que "sé más" o "poseo más experiencia", sino para vivir y fundirse con lo que es el mundo natural, y defenderlo ante la devastación que poco a poco lleva al avasallamiento de las regiones naturales por las urbanas.

Que las actividades al aire libre en la montaña sirvan para poner coto al avance "civilizatorio" mal entendido. Que se conozca cada vez más el valor de lo virge y lo inexplorado, de lo no intervenido humanamente, de la geografía no antrocéntrica, de la antropología natural, de la ciencia social contenida en la historia natural y de la tecnología a favor y no en contra de la ecología.

Este es mi deseo, y espero que también sea el suyo. Luchemos por ello, hay mucho por hacer y por defender.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Polen y flores para sobrevivir

Las flores y el polen son una excelente alternativa para mejorar nuestra nutrición en condiciones de supervivencia. Obtener alimentos en supervivencia al aire libre no consiste solamente en cazar y pescar, ya que no todas las vitaminas salen de la carne.

Video tutorial sobre el uso de polen y flores en supervivencia.

Las flores son casi siempre comestibles y sino, ante la duda, podemos recurrir con ellas a la prueba de comestibilidad. Además, en general, son fáciles de encontrar no solo al aire libre (muchas veces, incluso en condiciones de montaña y de clima extremo), sino incluso en contextos urbanos. Si a esto le sumamos las grandes propiedades nutricionales del polen, vemos que son candidatos a mejorar nuestro menú como supervivientes que no debemos desaprovechar.


Leer más...