Entrada destacada

Supervivencia ante tormentas y vientos fuertes, medidas de prevención

Al aire libre, pero en zona urbana, las recomendaciones suelen ser algo diferentes, pero no lejanas al sentido común. Como ejemplo, aquí t...

martes, 24 de septiembre de 2013

Ecologistas rechazan acusación de piratería por defender el Ártico en Rusia

Amsterdam. – Tras el embargo del barco Arctic Sunrise de Greenpeace, las autoridades rusas dieron a conocer hoy en un comunicado que la Dirección de Investigaciones del Distrito Federal Noroeste de ese país ha "abierto una causa penal" sobre los posibles delitos de piratería. 



El Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, respondió a la declaración de Rusia:

"El activismo pacífico es crucial ante el fracaso de los gobiernos de todo el mundo para responder a las advertencias científicas sobre las nefastas consecuencias del cambio climático en el Ártico y en otras partes.

"Cualquier acusación de piratería contra los activistas pacíficos no tiene justificación en el derecho internacional. No seremos intimidados o silenciados por estas acusaciones absurdas y exigimos la inmediata liberación de nuestros activistas", afirmó Naidoo.

En un comunicado publicado en línea en respuesta al abordaje del Arctic Sunrise, el jurista internacional Stefan Kirchner, advirtió que "clasificar actos que no son piratería como tales puede perjudicar los esfuerzos internacionales de lucha contra la piratería”



Todos los Estados deben abstenerse de usar el término en relación con actos que, obviamente, no llegan a la piratería"(2), abundó el especialista.

Según el Código Penal de Rusia, la piratería no se aplica ni a las plataformas petroleras como Prirazlomnaya ni a la protesta pacífica. (3)

De acuerdo con el artículo 106 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar "cuando la incautación de un buque o de una aeronave por sospechas de piratería haya sido sin motivos suficientes, el Estado que haya apresado será responsable -ante el Estado de la nacionalidad del cual es propiedad el buque o aeronave- de todo perjuicio o daño causado por el embargo".
(4)



El Arctic Sunrise se encuentra detenido afuera de la ciudad portuaria de Murmansk, en Rusia, con los 30 activistas de la organización ambientalista que el pasado 18 de septiembre se acercaron a la plataforma de perforación Prirazlomnaya de la petrolera Gazprom para protestar de forma pacífica contra las actividades de la petrolera en la zona.


Situación de los activistas de Greenpeace en Rusia

Antes del desembarco:

- Una delegación diplomática compuesta por 18 personas de 9 nacionalidades (incluido el Jefe de la sección consular argentina en Rusia, Jorge Nicolás Zobenica), subieron a bordo dos horas después del atraco y mantuvieron reuniones con los activistas de sus respectivas nacionalidades.

-Greenpeace mantuvo contacto limitado con los tripulantes. Todos gozan de buena salud y buen ánimo. Algunos de ellos incluso han sido capaces de hacer llamadas a sus amigos y familiares.

Situación actual de los activistas:

- El barco de Greenpeace está anclado en una bahía cerca de la ciudad de Murmansk. Los activistas desembarcaron en tierra y fueron trasladados en dos micros hacia el edificio del Comité de Investigación de la Federación Rusa (Murmansk Investigative Authority) donde serán interrogados en las próximas horas.

-Los abogados de Greenpeace se encuentran ahí, pero aún no les han concedido el acceso a representarlos. Los diplomáticos también se encuentran en el  edificio, junto a  los medios de comunicación y hay alta presencia policial. Una quincena de investigadores y traductores ya estaban presentes en el lugar.

 Situación Legal:

- Las autoridades de investigación del Servicio Federal de Seguridad Ruso (FSB), emitieron hoy una declaración en la que afirman que han abierto una investigación criminal acusando a los activistas de piratería.

- Esto significa que aún no existen acusaciones formales por lo que, al momento, se  desconoce lo que ocurrirá en términos legales.

Sobre la piratería - El art 227 del Código Penal de Rusia:

Según el Código Penal Ruso, para que se pueda acusar de piratería a quien realice un ataque a un BARCO, esta persona debió cometer el hecho con el propósito de ROBO de bienes o mercadería que se encuentren a bordo. Además, requiere que se haya usado violencia o que se haya amenazado con emplearla.

“Nuestra acción fue en una plataforma de petrolero, Greenpeace nunca abordó un barco, ni tuvo el propósito de robo, muchos menos existió violencia por parte de la organización. Tenemos más de 40 años de historia de acciones pacíficas”,
sostuvo Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace.


NOTAS:





Fuente: Greenpeace.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en el blog de Andinia!