Entrada destacada

Supervivencia ante tormentas y vientos fuertes, medidas de prevención

Al aire libre, pero en zona urbana, las recomendaciones suelen ser algo diferentes, pero no lejanas al sentido común. Como ejemplo, aquí t...

jueves, 9 de enero de 2014

Agricultura ecológica para la sustentabilidad del campo

Mazatlán, Sinaloa, México - De continuar con el actual modelo de agricultura industrial e insistir en la introducción de transgénicos en el campo, México está en riesgo de perder la capacidad de cultivar la tierra con biodiversidad de semillas nativas que permiten disponer de alimento variado, sano y suficiente, y con ello, preservar la riqueza culinaria y cultural del país para la presente generación y las venideras.


 Foto: Copyrigth Greenpeace.

Durante el primer día de estancia del barco Rainbow Warrior en el puerto de Mazatlán, que fue recibido por agricultores locales quienes entregaron a la tripulación canastas con maíces originarios- los productores advirtieron que este es uno de los estados más amenazados por la posible autorización de siembras de maíz transgénico a escala comercial, lo cual pone en riesgo de contaminación toda la superficie del cultivo en la entidad.

Sinaloa es el principal estado productor de maíz de México. Entre 2012 y 2013 empresas como Dow Agrosciences, PHI México y Monsanto, solicitaron permisos para introducir la siembra comercial de maíz transgénico en la totalidad de la superficie cultivable del estado.

A pesar del riesgo que las semillas genéticamente modificadas tienen sobre la salud y el medio ambiente, y a pesar de que los productores sinaloenses están aumentando sus rendimientos con los maíces convencionales los cuales tienen mejor precio y mejor aceptación en el mercado nacional e internacional, el gobierno mexicano a nivel federal, estatal y municipal, está ignorando el potencial de producción agroecológica y sigue fomentando el modelo de agroindustria que deteriora los ecosistemas”, señaló Alonso Campos, productor y presidente del Consejo Estatal del Maíz, y presidente del Movimiento Agrícola Sinaloense (MAS).

El modelo de agricultura que predomina a nivel mundial es el industrial, basado en tecnologías destructivas, uso excesivo de agroquímicos y con sistemas de producción destinados a beneficiar a las empresas transnacionales y a darles un control absoluto sobre la producción, distribución y el consumo de alimentos y esto implica impactos negativos para el campo, los productores y los consumidores”, señaló Silvia Díaz, coordinadora de la campaña de Agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace.

Lo que necesitamos es una agricultura ecológica, que descentralice el poder mediante el empoderamiento de los agricultores para encontrar soluciones locales a problemas como la fertilidad del suelo, plagas locales y similares”, enfatizó Díaz.

No podemos permitir que los intereses de la industria pongan en riesgo la seguridad alimentaria de los pueblos. La propuesta de Greenpeace es dar la vuelta al timón y navegar hacia un futuro más sustentable en el campo, a través del impulso de una agricultura ecológica que proteja, mantenga y restaure la diversidad de la vida en la tierra, respetando los límites ecológicos; un modelo en el que los alimentos sean cultivados para satisfacer las necesidades humanas fundamentales y no para enriquecer a las empresas. Es preciso pasar de un modelo de explotación y devastación a otro que garantice la producción a largo plazo sin afectación a los ecosistemas y con justicia social”, resaltó Silvia Díaz.

Ramón Carballo, ingeniero agrónomo y productor, afirmó que “a pesar del modelo agroindustrial predominante en el estado de Sinaloa, existen productores de maíz criollo o nativo en modalidad de temporal. Esto supone una alternativa agroecológica a la producción que se pretende instaurar en el estado a base de transgénicos, y un patrimonio que es necesario conservar.

El consumo de productos frescos, naturales, de temporada y de nuestra región es la clave para garantizar una cocina mexicana saludable. Para ello debemos promover una producción agrícola que nos garantice este tipo de productos. Necesitamos un campo sano y diverso para poder gozar de la gastronomía mexicana tal como la conocemos, tan rica y diversa que ha sido reconocida mundialmente como Patrimonio Intangible de la Humanidad”, comentó el chef mexicano Aquiles Chávez, quien estará a bordo del Rainbow Warrior y elaborará platillos a base de maíz nativo de Sinaloa.

Fuente: Greenpeace.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en el blog de Andinia!