Entrada destacada

Supervivencia ante tormentas y vientos fuertes, medidas de prevención

Al aire libre, pero en zona urbana, las recomendaciones suelen ser algo diferentes, pero no lejanas al sentido común. Como ejemplo, aquí t...

jueves, 13 de noviembre de 2014

Mascarillas quirúrgicas e improvisada en primeros auxilios

Una máscara quirúrgica o mascarilla es un elemento que puede sernos muy útil en supervivencia y primeros auxilios, evitando que inhalemos humo, que transmitamos o nos contagiemos una enfermedad. Aquí algunos consejos sobre las diferentes opciones más comunes y su uso básico en un video tutorial.

Una mascarilla evita que nos toquemos la boca y la nariz, por ejemplo, con un guante contaminado por tocar a un enfermo, o que salpicaduras de cualquier fluido lleguen a nuestra vías respiratorias. En su versión básica, el barbijo está diseñado para evitar que los gérmenes que transportamos al respirar lleguen a una víctima (sobre todo al estornudar o toser) al tiempo que nos ofrecen una mínima autoprotección higiénica.


Si no tenemos unas máscarilla (también llamadas "cubrebocas" o "tapabocas"), podemos improvisar con un simple trapo. Por ejemplo, en un lugar lleno de humo por un incendio, un trapo humedecido evitará que aspiremos en parte las partículos más grande que flotan en el ambiente.

Hay también mascarillas con filtro y un poco más elaboradas, que pueden ofrecer un poco más de protección en comparación a los simples barbijos.

Por otra parte, existen las máscaras pensadas para hacer RCP con cierta autoprotección para el socorrista, como las que mostramos al final del video: con válvula de no retorno, que evita que fluidos o aire vayan de la víctima al que la está ayudando.

Si son de fabricación europea, las mascarillas deben contar con el marcado CE como garantía de que se verifican los requisitos esenciales de seguridad. Y cuidado, porque algunas chinas tienen la marca "CE", pero son falsas...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en el blog de Andinia!