Entrada destacada

Supervivencia ante tormentas y vientos fuertes, medidas de prevención

Al aire libre, pero en zona urbana, las recomendaciones suelen ser algo diferentes, pero no lejanas al sentido común. Como ejemplo, aquí t...

martes, 29 de diciembre de 2015

Limpiar un bosque no es posible, pero si crearlo

Es normal hacer un uso impropio de las palabras, pero a veces el uso se desvirtúa hasta el punto de convertir una acepción común en un insulto contra el sentido común, es el caso de hablar de la "limpieza" del bosque.

Bosque nativo - Andinia.com
En un bosque de verdad. Foto: Andinia.com

Se habla de "limpiar el bosque", no cuando se busca sacar la basura dejada allí por algunos sucios seres humanos, sino en referencia a la poda de rastrojos, el remover ramas y hojarasca ceca, el abrir claros cortando ciertos árboles, etc. Por eso, en éste último sentido, un bosque nunca podrá ser limpiado, desde el momento en que nunca pude estar "sucio" de su propio material natural.

Aquí, para entender el sentido de la "limpieza" de el "bosque", hay que tener clara la diferencia entre una zona pasible de gestión forestal y un bosque propiamente dicho. Una zona bajo gestión forestal está dedicada principalmente a una única especie arbórea, ya que los bosques de verdad son caos, son lo que son y se mantienen en equilibrio por sí mismos, existen antes de los humanos y su concepto de "gestión" y, en particular, del de "gestión forestal". Es decir, lo que normalmente es una repoblación de una zona en la que, o nunca hubo un bosque "de verdad" (bosque nativo, etc.) o éste fue devastado en tiempo pasado por el ser humano.

Por supuesto, en un "bosque" del tipo de los que son gestionados por humanos, la "limpieza" es "necesaria" por varias razones: se evita que el "bosque" se transforme en un BOSQUE (i.e., de múltiples especies y que no necesite ser "gestionado" más que por la propia naturaleza), se evita que se propaguen los incendios,  que se "aproveche" la leña (claro, el que lo aprovecha no es el árbol...), que haya lugar para el pastoreo (ejemplo, dehesa española), etc. O sea, todos beneficios para (algunos) humanos, ninguno para la naturaleza libre (o sea, "no gestionada"). Eso sí, menos oxígeno para todos y menos lugares para la vida natural...

En resumen, la naturaleza no necesita ser gestionada, simplemente necesita que (los seres humano) la dejen en paz. La suciedad es un invento humano. De hecho, el ser humano podría definirse como un "ser que genera basura", y la basura, como todo aquello no natural ni fácilmente biodegradable que carece de utilidad y daña a la naturaleza.

Así que, por favor, en vez de dedicarnos a "limpiar bosques", dediquémonos a CREAR BOSQUES de verdad. El ser humano puede también hacerlo, sabe cómo, de la misma forma que sabe hacer el mal pero también el bien. Aprovechemos, por favor, lo segundo, que de lo primero tenemos de sobra.

¡Felices fiestas! -¡pero sin matar un árbol para la navidad por favor! (¡eso incluye no usar árboles de plástico porque contaminan también!)-

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en el blog de Andinia!