Entrada destacada

Supervivencia ante tormentas y vientos fuertes, medidas de prevención

Al aire libre, pero en zona urbana, las recomendaciones suelen ser algo diferentes, pero no lejanas al sentido común. Como ejemplo, aquí t...

lunes, 25 de enero de 2016

El montañismo ¡también contamina!

Munich, 25 de enero de 2016 – Un nuevo reporte de Greenpeace Alemania “Tu huella en la montaña. Los tóxicos que viajan contigo en el equipo outdoor”, reveló que se han encontrado sustancias químicas peligrosas persistentes, dañinas para la salud humana y para el medio ambiente, denominadas como perfluorocarbonos (PFC) en marcas líderes de productos para deportes de aventura al aire libre como el montañismo.

Montaña Patagonia - Foto: Andinia.com

Pese a que apoyan la sustentabilidad y el amor por la naturaleza, firmas como The North Face, Mammut, Columbia Patagonia y Haglöfs siguen utilizando los PFC [1], para hacer su equipo a prueba de agua.

El informe [2] -presentado este lunes en una rueda de prensa en la ISPO de Munich, la feria más grande de comercio exterior en Europa, indica que se analizaron 40 productos comprados en 19 países y en 36 de éstos encontraron los peligrosos PFC, no sólo en ropa, sino también en zapatos, tiendas de campaña, mochilas, cuerdas e incluso en sacos de dormir.

«En algunos productos de The North Face y Mammut hemos encontrado altas concentraciones de Ácido Perfluorooctanoico (PFOA), un PFC de los más peligrosos, que está vinculado con una serie de efectos en la salud, incluido el cáncer. Estos resultados son decepcionantes para los amantes de actividades al aire libre que desean que su ropa sea sustentable y limpia, tal como los lugares que exploran», dijo Robin Perkins, líder del proyecto  #Detox Outdoor, de Greenpeace México.

“Greenpeace junto con la comunidad que realiza actividades al aire libre, retamos a estas marcas a que nos muestren el verdadero significado de liderazgo y respeto por la naturaleza, dejando de usar productos químicos peligrosos y a que desintoxiquen su equipo ahora», agregó Perkins.

Aunque la mayoría de las marcas probadas reclamó públicamente que ya no están utilizando los PFC más peligrosos y que han comenzado a cambiarlos por PFC menos dañinos, todavía se encontraron en 18 artículos [3].  Además, más de 200 científicos de 38 países firmaron la «Declaración de Madrid» [4], la cual recomienda evitar el uso de los PFC (sin distinción) en la fabricación de productos de consumo, incluidos los textiles.

“Para ganar el juego y eliminar los tóxicos de nuestras marcas favoritas necesitamos un compromiso de empresas, consumidores y gobiernos: las empresas deben dejar de usar PFCs en sus productos; los consumidores deben exigirles productos limpios y gobiernos como México, donde estas sustancias no están reguladas, deben implementar de manera efectiva una política de cero descargas de sustancias tóxicas, incluyendo PFCs para el 2020 y una lista dinámica de sustancias peligrosas para su prohibición, acorde con los convenios internacionales de los que México es país firmante, como el Convenio de Estocolmo”, concluyó Perkins.

Desde el inicio de la campaña Detox en 2011, más de 30 marcas internacionales del sector de la moda y los deportes ya se han comprometido públicamente con el reto de desintoxicar a este sector y están en proceso de cambiar a la producción libre de tóxicos. Por el contrario, ninguna de las grandes marcas de equipo outdoor se ha unido al movimientopara una moda libre de tóxicos, a pesar de que su negocio depende de la naturaleza.


Notas:
[1] Los compuestos poli y perfluorados (PFC) son compuestos químicos que no existen en la naturaleza y se utilizan en muchos procesos industriales y en productos de consumo. La industria de productos para deportes de aventura al aire libre, particularmente, es un usuario importante, ya que utiliza PFC para hacer productos a prueba de agua y repelentes a la suciedad. Una vez liberados en el medio ambiente, muchos PFC se descomponen muy lentamente, permanecen en el medio ambiente durante muchos años, se dispersan por todo el planeta lentamente y entran en la cadena alimentaria, por lo que la contaminación se vuelve casi irreversible. Algunos PFC pueden causar daños en la reproducción, promover el crecimiento de tumores y afectar el sistema hormonal. Estos compuestos se han encontrado en zonas muy remotas del planeta, en animales como delfines, en el hígado de osos polares e incluso en la sangre humana.
[2] Informe “Tu huella en la montaña”  Los tóxicos que viajan contigo en el equipo outdoor
http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Toxicos/Tu-huella-en-la-montana/
[3] https://medium.com/@DetoxOutdoor/pfc-quest-results-694e5f62902d#.g7n44ezcu
[4] http://greensciencepolicy.org/madrid-statement/

Fuente: Greenpeace México.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en el blog de Andinia!